10 consejos financieros para que tengas un año extraordinario

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 5 minutos

 

 

Al comenzar el año, acostumbramos a hacer una lista de propósitos: hacer más deporte, pasar más tiempo con la familia, mejorar el inglés, dejar de fumar… Es posible que también quieras mejorar tu vida a nivel financiero. ¿Alguna vez has sentido que tu vida es solo trabajar y pagar facturas? Seguro que te gustaría cambiar eso, no para ser millonario, sino para poder mejorar tu calidad de vida y dedicar tiempo a lo que te hace feliz. Aquí te damos diez consejos de finanzas personales para 2018.

1. Endéudate

 

Seguro que te sorprende este consejo, pues solemos pensar que la deuda es mala. Es cierto en alguna medida, pero también existe la deuda buena. Una buena deuda te ayuda a generar ingresos y aumenta tu patrimonio neto. Por ejemplo, realizar una formación para abrirte puertas en el futuro es una forma buena de endeudarte. También las inversiones en bienes raíces son deuda buena, porque te permiten hacer crecer tu dinero.

 

 

2. Lleva un control de tus gastos

 

No hay nada más importante para ahorrar que ser consciente de dónde se te va el dinero. A menudo el problema para el ahorro no son los grandes gastos sino los pequeños gastos diarios. Prueba alguna app como Fintonic, Monefy o Wallet, y así tendrás consciencia todos los días de tu situación financiera.

 

 

3. Acaba con la deuda mala

 

La deuda mala es aquella que te supone gastos pero no ayuda a tu economía a medio ni largo plazo. Acaba con este tipo de deuda lo antes posible, comenzando con pequeños pagos mensuales si es necesario.

 

 

4. Automatiza

 

Hay determinados hábitos de gastos que puedes automatizar. Cuanto mayor sea tu nivel de automatización, más estable será tu economía en cuanto a gastos. Es posible que a día de hoy tomes muchas decisiones de compra basado en impulsos, pero si desarrollas un método serás mucho más eficaz en tus decisiones.

 

 

5. No tienes que ser rico para invertir

 

Existe una idea generalizada de que solo aquellos con mucho dinero deberían invertir. De hecho, un estudio reciente de Bankrate señaló que solo uno de cada tres millennials está invirtiendo a día de hoy. No te harás rico en un día, pero si comienzas joven estarás creando un buen patrimonio para tu futuro.

 

 

6. Asigna al menos el 20% de tus ingresos a las prioridades financieras

 

Dedica el 20% de lo que ganas a ahorrar, saldar deuda mala o invertir en tu futuro. Si te parece que esta cantidad es demasiado alta, recuerda lo que dicen muchos multimillonarios: no empieces a ahorrar cuando seas rico; ahorra para poder serlo. No la próxima semana. No cuando recibas un aumento. No el próximo año. Hoy. Porque el dinero que deposites en tu fondo de jubilación ahora, tendrá más tiempo para crecer.

 

El ABC de los arriendos

 

 

7. Establece objetivos concretos

 

Usa números y fechas, no solo palabras, para describir lo que quieres lograr con tu dinero. ¿Cuánta deuda quieres pagar en 2018? ¿Cuándo la vas a pagar? ¿Cuánto quieres ahorrar y en qué fechas harás tus revisiones?

 

 

8. Deja los pensamientos tóxicos sobre tus finanzas

 

Nuestra actitud positiva afecta mucho en las finanzas, más de lo que puede parecer. Para este año que comienza, evita ideas como ‘no lograré pagar mi deuda’ o ‘me despedirán del trabajo’. Así que no seas un fatalista, y cambia a mantras más positivos que te ayuden a atraer un futuro más próspero para ti. "Un futuro rico y libre comienza en tu propia mente. Con tus palabras, tus pensamientos y tus acciones, todos los días sin excepción". Robert Kiyosaki

 

 

9. Comparte con tus seres queridos tus propósitos financieros

 

Tómate tu tiempo para hablar con la familia acerca de tus metas financieras, para construir una visión compartida del futuro. Si eres padre o madre, toma tiempo para enseñar a tus hijos sobre el dinero, pues les podrás ayudar mucho para su futuro.

 

 

10. No pierdas la visión global


¿Cómo será tu vida en cinco años? Cuando estás sumergido en una vida de pagos, planes de fin de semana y tareas diarias, puedes perder la visión de futuro. El año nuevo es una buena ocasión para tomar perspectiva, pero no dejes que el resto del año esta intención desaparezca hasta la próxima Navidad. Crea rutinas cada mes para hacer balance de tu vida a nivel financiero, tus prioridades, aprendizajes, etc.  

 

Pide tu asesoría en inversiones inmobiliarias 

     


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE