5 claves de un buen presupuesto familiar

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 3 minutos

  Las familias, igual que las empresas, necesitan presupuestos. Sin un control de las finanzas, es fácil gastar más de la cuenta, y tener problemas para llegar a fin de mes. Si quieres ser más realista con los gastos, lleva control de las finanzas familiares con un presupuesto familiar. Así podrás ahorrar, eliminar la deuda mala y aumentar la estabilidad de tu familia a futuro. ¡Toma nota y prepara tu Excel!

 

Debes realizar el presupuesto mensual y anual

  

Si solo elaboras un presupuesto al año, no tendrás un control completo del día a día real. En cambio, si descuidas el año completo, puede que solo tengas en cuenta gastos fijos mensuales, pero descuides gastos anuales como seguros, mantenimiento de vehículos y otros.

 

Desglosa bien los gastos y crea filtros para poder analizar los resultados 

 

Los presupuestos completos incluyen conceptos y sub-conceptos. Te indicamos los más habituales, pero todo depende de tu caso particular, así que deberás elegir los que mejor reflejen tu economía doméstica.

  • Ingresos

    • Salario/pensión

    • Pagas extra

    • Dietas

    • Intereses

    • Subvenciones

  • Gastos

    • Alimentación

    • Electricidad

    • Gas

    • Agua

    • Teléfono/Internet

    • Mantenimiento de la casa

    • Mantenimiento del auto

    • Ropa y accesorios

    • Formación

    • Transporte

    • Préstamos/hipoteca

    • Seguros

    • Deudas o pagos aplazados

    • Comisiones bancarias

    • Impuestos

    • Actividades sociales

    • Actividades culturales

    • Alcohol, tabaco

    • Vacaciones

    • Regalos y fiestas

    • Otros

 

Es importante hacer estimaciones y seguimiento real

 

La primera vez que realizas un presupuesto, lo más probable es que calcules mal algunas previsiones, sobre todo los pequeños gastos de los que a menudo ni somos conscientes, o los imprevistos. Conforme repitas este buen hábito todos los meses y cada año, podrás realizar previsiones más exactas y realistas. Lo importante es que tomes nota de los movimientos diarios, y que involucres a tu pareja e hijos, para que sea realmente un compromiso de toda la familia.

 

Incluye en tu presupuesto gastos variables

  

No tengas en cuenta únicamente los gastos fijos, como créditos hipotecarios y facturas familiares. Hay una serie de gastos variables que a menudo desestabilizan la economía familiar. Aunque no lo creas, puedes hacer predicciones aproximadas de tus ‘imprevistos’ para que dejen de serlo.

 

Actualiza tu presupuesto de acuerdo a la experiencia anterior

 

Aprende de los errores, pues seguro que conforme utilices el presupuesto, verás que algunos conceptos no quedan del todo claros, o que había algunos gastos que no estaban contemplados. Aprovecha una vez al mes para ver cómo se ajustan las estimaciones y los resultados reales, y también intenta hacer planes para reducir gastos, y conseguir más saldo positivo para ahorrar e invertir.    

 

guía conocimiento básico para dar primeros pasos como inversionista inmobiliario

   


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE