¿Cómo Escoger un Buen Arrendatario? 8 Consejos Clave

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 4 minutos

 

En un mundo ideal, sería mucho más sencillo conseguir el arrendatario perfecto que cumpla sus compromisos, sea afable y no cause problemas. Pero como no podemos predecir el futuro o cómo se va a comportar una persona, sólo queda estar preparado y seguir algunas recomendaciones para saber cómo elegirlo.

 

Consejos para seleccionar el arrendatario ideal

 

Si quieres evitar conflictos legales, a menudo tienes que dejar de lado las consideraciones personales y enfocarte en datos más objetivos. Entre los filtros de evaluación, puedes comenzar así:  

Analiza su solvencia financiera  

Por regla general, el arriendo de departamento debe representar un 30% del sueldo que genera un inquilino. Al momento de examinar su liquidez, también debes conocer su nivel de endeudamiento, las cargas familiares, gastos fijos, ingresos extras y su historial crediticio. Esto te dará ciertas pautas para saber si la persona interesada puede ser un candidato viable de cara al futuro.  

Determina su situación laboral  

En función de que la persona sea dependiente, independiente o empresario, lo más recomendable es que tengas algunos soportes. Si hablamos de empleados fijos con cierta antigüedad, ten en cuenta el contrato, las 3 liquidaciones más recientes y algún aval de su empleador sobre su estabilidad.   En todo caso, asegúrate de tener la mayor certeza en cuanto a la solvencia presente y futura del posible arrendatario. Si bien los despidos y renuncias son impredecibles, los documentos sobre sus capacidades y nivel profesional pueden darte cierta tranquilidad sobre su empleabilidad.  

Documentos mínimos que debes solicitar  

Además de lo mencionado arriba, la evaluación económica debe incluir respaldos imprescindibles que estén validados, como por ejemplo:

  • Identificación vigente.
  • Certificado de ingresos: boletas de honorarios o liquidaciones de sueldo.
  • Información relevante sobre otro tipo de ingresos que pueda tener.
  • Para conocer su nivel de deuda, puedes recurrir al DICOM Plus. Un crédito de consumo podría tal vez ser una señal de alarma, mientras uno hipotecario es lo contrario, ya que implica un patrimonio.

Ten en cuenta la red de apoyo  

En términos prácticos, el arrendatario debería contar con un codeudor, una persona adicional que se haga responsable en caso de impago y personas que puedan ayudarlo a saldar una posible deuda. Esta condición es importante para parejas jóvenes que tienen a sus padres y aquellos que deciden vivir con familiares o amigos para compartir la carga del arriendo.  

¿Qué pasa si hay antecedentes DICOM?  

La evaluación de los problemas de morosidad pasa por las actuaciones del deudor con respecto a sus incumplimientos. Si la persona no cuenta con algún protesto en su contra y en la actualidad presenta solvencia económica, no hay razones para calificarlo como inadmisible. En caso contrario, algún conflicto legal significaría una advertencia clara sobre cómo maneja sus finanzas.  

Entrevístate con el solicitante  

Aparte de las consideraciones basadas en registros imparciales, también es importante conocer más de cerca al posible arrendatario. Dado que tienes que establecer una comunicación efectiva, su carácter te podría dar indicaciones sobre sus cualidades como cliente. Aunque no sea posible evitar los posibles daños a la propiedad, puedes tener una idea más o menos formada sobre su comportamiento.  

Petición de garantías adicionales  

Más allá de solicitar el  mes de garantía en efectivo para labores de limpieza o arreglo de desperfectos, existen otros requisitos. Estos posibles acuerdos tienen la intención de respaldar legalmente el cumplimiento de las obligaciones, como por ejemplo:

  • Permiso para la publicación en caso de que incurra en morosidad, de la mano con la nueva herramienta de Equifax,  que acaba de lanzar al mercado el "Informe de Arriendo DICOM"
  • La aplicación de multas impositivas pagables ante cualquier incumplimiento.
  • La solicitud de cheque como parte del registro del arriendo y como aval con consecuencias legales.
  • Mantener una relación clara y abierta con el inquilino cuyos acuerdos estén contemplados en el contrato.

Recomendaciones finales  

Terminaremos estas claves para elegir un buen arrendatario con un dato importante: la morosidad en Chile según la Superintendencia de Bancos alcanza menos del 1%, y 3% en términos de arriendo. Esto se traduce en un negocio rentable en el cual las personas quieren cumplir.  

Por otra parte, cuídate de los acuerdos de palabra porque sí tienen legalidad, aunque siempre es mejor optar por contratos escritos privados y/o mejor aún notariales con 1 año de vigencia o 6 meses si tienes dudas. Y, finalmente, recuerda asumir los riesgos con mentalidad de inversionista para asegurarte de obtener los beneficios que buscas.  

  


Déjanos tu comentario




POST RECOMENDADOS

Preguntas frecuentes que debes hacer antes de arrendar

Si por alguna razón no tienes más opción que arrendar una casa o departamento, debes informarte sobre cómo proceder con inteligencia. Aunque no se trate de un proceso complicado, necesitas claridad con respecto a varios aspectos fundamentales relacionados con tus obligaciones y las del propietario.  



Leer más

¿Es rentable el Arriendo de Departamentos? Revisemos algunas comunas

Ante un panorama que presenta altas y bajas en diversas variables económicas, el arriendo de departamentos aún representa una inversión sólida. Esto se corresponde con las últimas cifras de diversas fuentes que conocen bien el mercado inmobiliario y siguen muy de cerca los factores que inciden sobre su valorización. Si eres un inversionistas experto o novato, la situación es propicia porque para finales de 2017 la venta de apartamentos registró un aumento del 21,6%. Esto va de la mano con una inflación acumulada del 2,7%, un poco más alta que en 2016 (2,3%), pero que asoma ajustes positivos para el arriendo de bienes inmuebles.  



Leer más

SUSCRÍBETE