Cómo conseguir la libertad financiera por medio de la inversión en propiedades

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir en Redes Sociales:

La añorada libertad financiera poco tiene que ver con disponer de recursos económicos ilimitados. Más bien, está relacionada con gozar de una independencia que conlleve tener acceso a ingresos seguros y perdurables en el tiempo, que financien tu costo de vida.

Depositphotos_53837931_m-2015

En este sentido, ¿cómo puedes lograr este nivel de libertad a través de la inversión inmobiliaria? Te damos buenos datos para hacerlo posible.

 

Existen muchos tipos de empresarios inmobiliarios. Están quienes reunen una gran fortuna y deciden ingresar al mercado de compra y venta de propiedades para acrecentar aún más su patrimonio. O bien, están quienes, sin planificarlo, reciben una propiedad en herencia y se dan cuenta de los beneficios que acarrea este tipo de negocio, por lo que deciden quedarse en éste.

También están aquellos profesionales independientes quienes, al alcanzar el éxito en su área de desempeño, valoran cada vez más el valor de prácticas que les permiten aumentar sus ingresos sin mayor esfuerzo. En este sentido, la inversión inmobiliaria aparece como una gran alternativa: ¿Por qué?

Una vez que se aprenden los códigos del mercado inmobiliario y se decide dónde enfocar sus recursos y esfuerzos, entonces comienzan a aparecer rápidamente el dominio profesional y las ganancias.

Revisa aquí los argumentos que hacen de la inversión inmobiliaria un camino seguro para alcanzar la libertad financiera.

 

Escasez de suelo

Ciudades en continuo crecimiento como Santiago experimentan una fuerte demanda de viviendas, pese al sostenido aumento de los precios producto a la escasez de suelo, como explica un informe de la Cámara Chilena de la Construcción publicado en el diario El Mercurio a principios de 2018.

Por lo mismo, siempre es una buena posibilidad de negocio comprar una propiedad para su posterior venta o arriendo, la que idealmente esté ubicada en las cercanías de los centros urbanos y áreas comerciales o de alto tráfico como el eje del Metro de Santiago, así como también esté en en zonas gentrificadas o comunas con proyecciones de desarrollo inmobiliario como Independencia o San Miguel.

 

Activo tangible ingresos pasivos

Al invertir en el mercado inmobiliario puedes adquirir uno o un conjunto de activos tangibles, ya sean terrenos, estacionamientos, bodegas, locales comerciales, departamentos y casas, entre otras propiedades. El ponernos a generar ganancias a partir de estos, le da un valor mucho mayor al simple hecho de poseer bienes raíces.

En otras palabras, los ingresos pasivos o aquellos que ponen dinero en tu bolsillo sin mucho más que una carga de trabajo inicial como reparar propiedades antiguas o administrar el arriendo de viviendas, allanan tu camino hacia la independencia financiera; una vez que generas el negocio, comienzas a generar ingresos.

 

Histórico auge

La historia lo demuestra a través de hechos concretos: a pesar del aumento de la oferta de propiedades en Chile y el mundo, los precios de éstas siguen aumentando. Aún más, muchas personas esperan años para que los valores de los bienes raíces se estanquen o debiliten, sin embargo, lejos de caer, estos siguen al alza.

Como también lo explica el Segundo Informe Trimestral del Mercado Inmobiliario en el Gran Santiago 2018, elaborado por la consultora Adimark GFK, si bien hitos como la crisis financiera mundial del 2008 o la Reforma Tributaria en Chile del 2014 contribuyeron a disminuir la compra de propiedades en nuestro país, sin embargo la plusvalía nunca disminuyó.

 

Nuevas generaciones

Contrario a lo que la mayoría de las personas cree, las nuevas generaciones sí están interesadas en la inversión inmobiliaria. Posiblemente rechacen el compromiso y prefieran viajar por todo el mundo antes de “echar raíces” en un sólo lugar, sin embargo los millennial sí tienen el sueño de la casa propia.

Según un reciente estudio de Bank of America, todos aquellos que nacieron cerca del cambio de siglo consideran la propiedad de una vivienda como una muestra de éxito personal y financiero; meta que sólo es desplazada por el hecho de jubilarse (72% y 80% de las preferencias, respectivamente).

 

Conclusión

Estos son algunos de los beneficios que conlleva la inversión inmobiliaria, ya sean tanto monetarios como de tiempo y libertad que entrega para la realización personal.

 

¿Quieres saber más? Revisa este blog sobre cómo saber si eres apto para invertir o no en propiedades. 


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE