Inmigración en Chile: ventana en el mercado de inversión inmobiliaria

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 4 minutos

Según datos de la Dirección de Extranjería y Migración del Ministerio del Interior, desde 2010 hasta el 2016, la cantidad de extranjeros que residen en Chile ha aumentado en un 13.4%, cifra que no para de aumentar.

Chile es atractivo para los inmigrantes porque su economía está creciendo y sus pronósticos son bastante buenos en comparación con otras regiones de América Latina. Cada día más inmigrantes deciden intentar rehacer sus vidas en esta nación, considerando que cifras recientes del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) expusieron que el desempleo en Chile cayó a un 6,6%. Cabe destacar que se trata de rehacer, por lo tanto, estamos hablando de un nicho grande de clientes potenciales que vienen al país y tienen que buscar lugares para vivir.  

Actividad económica   

El Fondo Monetario Internacional elevó su estimación de crecimiento para Chile a 2.5% para el 2018, incluso más que para Estados Unidos, con una estimación de 2.3%, según el Diario Financiero. Según la corredora Banchile Inversiones, para Reuters, “la tasa de desempleo da cuenta de mejores perspectivas de crecimiento económico en adelante, siendo el sector servicios el que muestra un mejor desempeño”. Por otro lado, en un informe del Observatorio Iberoamericano sobre movilidad Humana, Migraciones y Desarrollo, publicado en el 2016 por el Departamento de Extranjería y Migración, se evidencia que el 65% de los extranjeros que migran a Chile están entre los 20 y los 50 años, es decir, están en una edad activa en términos económicos.   También, las políticas migratorias chilenas son un factor atrayente para otros ciudadanos del mundo, siendo muy flexibles con los extranjeros, permitiéndoles acceder a un empleo por medio de una visa temporal para inmigrantes, un instrumento que persigue que este sector de la población pueda acceder a mejores puestos de trabajo y con la posibilidad de obtener los beneficios que todo chileno obtiene. El mismo informe del Observatorio Iberoamericano indica que los extranjeros son un sector de la población “inminentemente laboral”.  

Las razones de inmigración hacia Chile se originan según el contexto y la procedencia de cada individuo. Perú es el país que más emigrantes tiene en Chile, representan el 38.8% del total de extranjeros en el país, seguido de Argentina, Bolivia, Colombia (que tiene un gran número de desplazados producto del narcotráfico), Brasil y Venezuela (país que actualmente atraviesa una gran ola de emigración producto de una crisis económica grave, -y que proyecta una inflación de 2.349.3% para el 2018, según El Nuevo Herald-, entre otros.   La evidente expansión del mercado de los arriendos, convierte a Chile en un buen lugar para invertir en inmuebles. Según la encuesta CASEN 2013, en Chile, 63.5% de los inmigrantes se instala en viviendas en calidad de arrendatarios, por la facilidad que esto implica en comparación con la compra de un inmueble. Siendo las propiedades cercanas a las estaciones de metro las más demandadas, ya que vienen acompañadas de actividad comercial y académica en sus cercanías.  

Entonces ¿dónde invertir?   

Conviene evaluar las zonas donde se producen la mayoría de los asentamientos de nuestro nicho de mercado, según el informe del Observatorio Iberoamericano anteriormente reseñado, al norte de Chile, en las regiones de Arica y Parinacota, se encuentran los inmigrantes más empobrecidos, por otro lado, en el área metropolitana del país, se encuentra a los más acaudalados. Otra opción es buscar propiedades en zonas que están en crecimiento evidente o donde sus arriendos están en alza.   También conviene considerar las necesidades del potencial cliente y evaluar no sólo qué propiedad comprar, también hay que revisar qué beneficios trae consigo, por ejemplo, la cercanía con el metro, con instituciones académicas -preferiblemente de todos los niveles-, cercanía con actividad comercial o fuentes de trabajo, entre otros. U otro tipo de beneficios como estar exentos de impuestos sobre la renta, que podría significar un ahorro a largo plazo. En Chile, estos tratos se obtienen por medio de inmuebles categoría DFL-2.  

¿Por qué apostar por los inmigrantes?

Los inmigrantes son un grupo en búsqueda de nuevas oportunidades de vivienda con precios estables. Invertir en el campo de los bienes raíces para arrendar a extranjeros y estudiantes de otras regiones del país es una excelente idea para rentabilizar tu capital. Para muchos estudiantes chilenos, 60 mil cada año para ser exactos (según cifras del Ministerio de Educación, que incluye estudiantes de todos los niveles educativos) encontrar una vivienda puede ser un gran reto por varias razones, entre ellas la economía. Para este grupo específico puedes considerar arrendar las habitaciones de la vivienda por separado -que incluyen el uso de las áreas comunes- para obtener mayor ganancia, también está la opción de mantener un precio fijo que se arrienda por un encargado de un grupo de personas, donde cada uno paga su parte.   Fuera del nicho de los estudiantes, también hay numerosas familias de extranjeros que están llegando al país. Para este grupo, las propiedades para arriendo de mayor tamaño, generan ingresos más grandes en comparación con un departamento tipo estudio.   

Hay que tomar en cuenta que, para algunos extranjeros, el proceso de renta puede ser engorroso, aún cuando en Chile se ratificó la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y de sus familiares, en esta, se establece que el trato a inmigrantes y nacionales debe ser igualitario. Sin embargo, cabe reiterar que, a veces, el proceso puede ser complicado, puesto que no todos tienen acceso a una cuenta corriente con su Visa Temporal.   A continuación, una serie de requisitos que deberías exigir a los próximos inquilinos para darte mayor seguridad a ti y a tu inmueble:   - Aval (por ejemplo, la empresa donde trabaja el arrendatario) - Cédula de Identidad (o Registro Civil, para los ciudadanos extranjeros) - Contrato de trabajo o algún certificado laboral - Constancia de sus tres últimos pagos de sueldo -Primer mes de arriendo y dos meses de garantía o depósito (por si ocurre alguna emergencia relacionada con tu propiedad que sea causada por el inquilino) -DICOM (asegurarse de que la persona no tenga deudas en Chile).  


¿Quieres invertir en propiedades y tienes dudas? Te ofrecemos una primera asesoría gratuita. Rellena este formulario y te contactaremos a la mayor brevedad.

 

solicitar asesoría
   


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE