La deuda no siempre es mala, ¿cómo diferenciarlas?

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

 

Muchas personas arrastran la carga pesada de las deudas, ¿pero realmente es algo tan negativo tener deudas? Según muchos grandes gurús de las finanzas como Kiyosaki, en realidad hay deudas malas y deudas buenas, y la clave es aprender a diferenciarlas.

Es normal que algunas veces queramos disfrutar del presente y no pensar en las finanzas, pero eso tiene un precio a largo plazo. Se trata de ser capaces de disfrutar el presente sin sacrificar nuestro futuro, y construir el futuro sin olvidar la importancia del día a día.

Nos ha gustado mucho este vídeo de Trabajar Desde Casa, y vamos a resumir aquí las ideas principales para que aprendas esta distinción financiera.


Deuda mala
 

La deuda mala es solo un tipo de deuda, esa clase que deberíamos evitar, y que por suerte se puede solucionar si ya caíste en esa situación.

Se trata de aquellas deudas con un alto interés, o aquellas que incluso superan la vida útil de aquello que nos aportan, como un producto, un servicio o una experiencia. Por tanto, endeudarse por comprar un televisor o ir de vacaciones, no tiene ningún sentido.

 

Deuda buena
 

¡No todas las deudas son malas! Hay deudas que son la palanca perfecta, las que permiten la riqueza y la libertad financiera. Imagina cómo será tu vida en diez años si sigues con tu salario actual, y no cambia nada. ¡Por eso es tan importante contar con instrumentos que permitan hacer crecer la economía personal! Si adquieres un activo, por ejemplo, asumes una carga a largo plazo y una deuda hipotecaria en muchos casos. Sin embargo, esto vale la pena porque te permite multiplicar los ingresos y obtener la libertad financiera.

 

Si quieres conocer el tema más a fondo, te recomendamos el vídeo de Trabajar Desde Casa donde encontrarás todo esto explicado con más detalle.


¿Cómo eliminar tu deuda mala?
 

No es fácil acabar con las deudas, pero con un buen método y unos hábitos de consumo y ahorro, puedes lograrlo. ¡Esto reporta mucha tranquilidad a largo plazo!

  • En primer lugar, analiza tu situación actual en cuanto a deudas, y divide las que tienes en malas y buenas

  • A continuación, ordena tu lista de deudas malas en función de la carga actual. Es decir, coloca en primer lugar aquellas que más perjudican tus finanzas actuales, y en último lugar las que menos perjudican.

  • Te aconsejamos pagar las deudas más grandes y problemáticas en primer lugar, y sobre todo, recuerda no cometer el error de nuevo ¡No te endeudes para resolver tus problemas de deudas!

  • Conforme avances en devolver tus deudas, aprende formas de mejorar tus finanzas. Gasta primero en lo importante, invierte en tu formación constante, lleva un presupuesto y aprende a ahorrar.

Por último, si quieres hacer palanca en tu Economía, puedes emprender un negocio, invertir en bienes raíces, apostar por difundir tu propiedad intelectual u otras formas de hacer crecer el dinero. Nosotros te aconsejamos especialmente las dos primeras opciones, y en las inversiones inmobiliarias podemos ayudarte.

solicitar asesoría


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE