La regla 50-40-10 para tus finanzas personales

Escrito por Francisco Rocha

Tiempo de lectura: 3 minutos

 

 

La libertad financiera normalmente no se alcanza de un día para otro; requiere método, trabajo y cierto tiempo. Entre las claves del método, un pilar fundamental es la capacidad de gestionar las finanzas personales y familiares. Aquí te proponemos una regla básica, ¿cumples esta regla en tus finanzas actuales? 

 

No es una fórmula mágica, ni es estricta totalmente, pero sirve de filtro para hacer análisis y poder determinar si uno va bien enfocado en sus gastos y ahorro.

 

Una forma de medir si estás en el mínimo deseable, es decir, si tienes el sueldo suficiente y si no estás gastando más de lo que puedes para lograr más riqueza, es dividir el total que ingresas en tres porcentajes.

 

Te aconsejamos estos pasos

 

  • Recoge en una tabla de Excel o en una app tus gastos actuales, y así serás consciente de cuánto gastas realmente.

    • Puedes utilizar apps como DollarBird, Pocket Money, Moneycontrol o iGasto.

  • Añade etiquetas y categorías a tus gastos para poder ver a qué partidas destinas tu dinero.

    • En las categorías, añade estas 3: gastos fijos, gastos variables, gastos financieros.

    • Como etiquetas puedes poner algunas como: Alimentación, Transporte, Ropa, Automóvil, Ocio, Vivienda, Salud, Servicios, Educación...

  • Divide tu total de ingresos entre porcentajes de 50%, 40% y 10% para ver si estás gastando dentro de lo mínimo/máximo de cada punto de la regla 50-40-10

     

 

Los gastos fijos

 

Todos tenemos una serie de gastos que se repiten mes a mes, o año a año. Este tipo de gastos no debe superar el 50% de los ingresos, pues de lo contrario siempre habrá problemas para llegar a fin de mes y problemas para incrementar los ingresos a largo plazo y obtener la libertad financiera.

 

  • Alimentación

  • Vivienda: hipoteca, mantenimiento...

  • Transporte

  • Salud: seguros, médicos...

  • Educación

  • Servicios: luz, agua, calefacción…

 

Gastos variables

 

No debes superar el máximo de un 40% en gastos de este tipo, aquellos que solo son algunas veces al año, o de forma puntual.

 

  • Ocio y tiempo libre: restaurantes, cine, viajes…

  • Deudas y gastos de créditos de tarjetas

 

Metas financieras

 

Recuerda que tus finanzas se quedarán estancadas si no te esfuerzas en extraer de tu salario mensual una partida de un mínimo del 10% para ahorro y/o inversiones. Es más cómodo a corto plazo gastar en viajes, restaurantes y planes, pero con determinación conseguirás un futuro más cómodo para ti y tu familia.

 

  • Ahorro

  • Inversiones

 

Si has superado el filtro, ¡enhorabuena! En caso contrario, no te desanimes. Necesitas un plan para incrementar tus ingresos y reducir costos. Piensa formas creativas de gastar menos y no desistas en tu esfuerzo por aumentar tu salario o ingresos. Te ayudarán la creatividad, una buena metodología y auto-disciplina.

 

¡Muchos éxitos para ti!

   


Déjanos tu comentario




SUSCRÍBETE