Los 2 motores de tu patrimonio que deberías tener en cuenta

Escrito por Equipo Propital

Tiempo de lectura: 3 minutos

Compartir en Redes Sociales:

motores-patrimonioAlgunas personas no se deciden a invertir en propiedades porque consideran que es un riesgo, olvidando que no invertir en sí mismo es un riesgo a día de hoy. Las personas que trabajan por su libertad financiera tienen claro que necesitan hacer crecer su patrimonio, creando así oportunidades nuevas, diversificando ingresos y contando con bienes de valor intrínseco. A continuación descubre los dos motores de tu patrimonio, a partir de conceptos financieros clave de inversión inmobiliaria.

¿Por qué aumentar tu patrimonio?

 

Algunas personas prefieren no hacer crecer su dinero, y no hacer nada para aumentar su patrimonio. Confunden la estrategia de las personas que quieren su libertad financiera con una especulación que se da en algunos casos. No todo inversionista especula, hay muchos que son personas con sus trabajos e ingresos, y que han decidido diversificar y aumentar su patrimonio. Elegir la opción de no hacer crecer el patrimonio más allá de un sueldo en una empresa o de una pensión es un verdadero riesgo. Esto es en realidad en sí mismo una forma de inversión, la inversión en dinero.

 

La rentabilidad del dinero es igual a la inflación, pero en negativo. En otras palabras, si la inflación anual es de un 3%, entonces la rentabilidad de tu capital fue de un -3%... Si la inflación fue de un 10%, un -10%... y así con el dato que se vaya dando en cada contexto concreto. En resumen, no olvides que todos los días pierdes parte de tu patrimonio. 

 

"Si no estás generando ingresos mientras duermes, nunca serás libre"

Francisco Rocha

Además, hay una serie de gastos que tendrás en el futuro que es posible que no hayas analizado ni contemplado, referntes a la salud e incluso al mantenimiento de tus bienes actuales, de tus pasivos.

 

Por ejemplo, imagínate que te compras una smart TV por 150.000 pesos chilenos. Supongamos que el promedio de vida de un televisor es de unos 5 años. Entonces, tendrás que dividir 150.000 pesos entre 5 años y esto entre 12 meses. Esto resulta en 2.500 pesos chilenos. 150.000/12/5 = 2.500 Por tanto, utilizar tu televisor a diario te cuesta 2.500 pesos al día. Si ahorras cada día 2.500 pesos, dentro de 5 años tendrás el dinero necesario para comprarte un televisor nuevo. De lo contrario, tendrás un imprevisto y lo vivirás como una pérdida.

 

El aumento de los activos, el primer motor de tu patrimonio

 

Un activo es cualquier elemento que suponga un ingreso. Los activos pueden ser tangibles, como bienes raíces, autos, maquinaria de empresas, etc. o bien activos intangibles o financieros como las acciones, los bonos, etc.

 

Hay activos que rinden ganancias solamente una vez (generalmente en el acto de venta tras la valorización) y hay otros que generan ganancias periódicas (como el arrendamiento de una propiedad). 

 

Tanto aumentar los activos como revalorizarlos permite incrementar el patrimonio, haciendo que cada vez sea mayor y más valioso, y que sea capaz de auto-generar riqueza, es decir, que los propios activos permitan adquirir más activos, y así sucesivamente.

 

Capitalización de los pasivos, otro motor del patrimonio

 

Un gran error financiero es usar la deuda para comprar pasivos, pero esto no significa que no convenga tener deuda. La deuda, que en sí misma es un pasivo, puede convertirse en útil si se emplea para los activos, y de esta forma genera riqueza.

 

En términos simples, una buena deuda es aquella que es una inversión sensata pensando en tu futuro financiero. Debería dejarte en una mejor situación a largo plazo y no debería tener un impacto negativo en tu posición financiera general.

 

La deuda buena es aquella que tiene un motivo claro y específico para asumirla, y un plan realista para devolverla que te permita cancelar la deuda lo más rápido posible, o en una serie de pagos regulares y asequibles.

 

Alguien con una buena deuda también habrá identificado la forma más económica de pedir prestado ese dinero. Esto implica una serie de conocimientos de finanzas, además de estudiar el tipo de préstamo a solicitar, la tasa de interés, el monto, el plazo, impuestos, cargos y todo lo referente a ello.

 

Por ejemplo, un crédito hipotecario para lograr el apalancamiento es una forma de uso bueno de la deuda. Hay que diferenciar el uso de un departamento para vivir, que sería un pasivo, porque supone gastos y ningún ingreso. En cambio, un departamento es un activo cuando se usa con finalidad de invertir y genera ingresos.

 

Nueva llamada a la acción


Déjanos tu comentario




POST RECOMENDADOS

¿Qué costos ocultos deberías valorar antes de invertir en bienes raíces?

costos-invertir-propiedades

Invertir en bienes raíces es una de las formas más seguras y rentables de garantizarse un futuro, el problema es que muchas personas no cuentan con los conocimientos necesarios. Por eso es fundamental informarse y contar con las bases sobre finanzas, inversión y el mundo inmobiliario en particular. Por ejemplo, ¿sabes exactamente qué costos ocultos tienen los bienes raíces? En Propital analizamos cada inversión con total detalle, y tenemos la suficiente experiencia para poder detectar oportunidades y amenazas, e invertir con un buen retorno de la inversión. Descubre los factores a tener en cuenta para que no se te escape ningún costo asociado a tu inversión inmobiliaria.



Leer más


Compartir en Redes Sociales:

¿Qué es el crowdlending o crowdfunding de deuda?

4807

En los momentos de crisis es cuando históricamente han aparecido las mejores ideas creativas. Así, cada vez más personas están viviendo estos momentos sociales y económicos como una oportunidad para reinventarse. Entre las iniciativas que van cobrando cada vez más fuerza se encuentra el concepto de crowdlending, ¿has escuchado hablar? Se trata de una especie de crowdfunding de deuda. Veamos a continuación en qué consiste y por qué este nuevo formato de inversión está cobrando cada vez más fuerza en el mundo de la inversión inmobiliaria.



Leer más


Compartir en Redes Sociales:

SUSCRÍBETE